miércoles, 4 de agosto de 2010

Entre reglas y cojoneras.

ADVERTENCIA: Dentro de este artículo hay contenido que puede ser ofensivo para las mujeres y para algunos homosexuales, se recomienda discreción, madurez, inteligencia y por sobre todo sentido del humor.

¿Qué hombre que tenga pareja (o madre en dado caso) no sufre una vez al mes? Esa vez al mes que dura solo tres días pero son tres días de la puta madre, y mejor formulada la pregunta ¿Qué hombre en este mundo no detesta el carácter menstrual?

Una vez al mes las mujeres tienen un pretexto irrefutable e invencible, una vez al mes las mujeres deben tener la razón sin importar que sus argumentos sean completamente inválidos, una vez al puto mes las mujeres cambian completamente su comportamiento y llega a ser tan aleatorio y extraño que se convierte en un suplicio para cualquier hombre (o mujer lesbiana) que tenga la desdicha de pasar por tal experiencia.

Yo no soy alguien que soporte demasiadas cosas ya que mi paciencia es tan corta como el pito de un japonés enfermo qué en palabras más sencillas para los que no entiendan mis expresiones o piensen que son gay ¡Mi paciencia es extremadamente corta coño! En lo que respecta a parejas no puedo jactarme de que he tenido muchas ya que no soy ni bonito ni agradable, soy un enano feo con actitud de mierda y que siempre tiene cara de culo. Punto. Pero eso no significa que no deba soportar los comportamientos menstruales de las mujeres, muy por el contrario y a diferencia de muchos hombres yo he tenido que convivir mucho mas con mujeres, mucho más de lo que se debería. En esto debo contar a mi madre, a mi recientemente desarrollada y hormonal hermana y por supuesto a la gorda. Desde que tenía catorce años me he tenido que calar todo tipo de delirios y caprichos, cambios de humor, arrecheras, gritos, depresiones, locuras, antojos ¡toda mierda! Solo por el hecho de que mi mejor amiga se desarrolló muy rápido y mi madre de por sí pareciera que tuviese la regla todos los días, a esto debo agregar a mi recién desarrollada hermana y el hecho de que me cae mal y a toda esta mierda tengo que agregar que estoy encerrado en una casa con dos de ellas y que a la otra la veo casi todos los días de mi vida ¡coño!
A ver, dando un poco mas de cuerpo a todo esto, un poco más de sentido el carácter menstrual dura de tres a cinco días como máximo y es provocado por (obviamente) el ciclo menstrual de la mujer, es natural para ellas tener este tipo de cambios y es completamente desconocido para el hombre el porqué este pinche cambio físico genera tales situaciones, situaciones que no son nada cómodas, situaciones que llegan a veces hasta a deteriorar relaciones de parejas o familiares ¿Y quién no se arrecharía? Coño, si tienes a una mujer encima gritándote durante tres o cinco días y luego de que grita llora y luego se arrecha y luego se deprima y luego tiene hambre o se pone feliz ¡COÑOOOO! Es bastante jodida la vaina.

Algo que es bastante interesante es que dentro del carácter menstrual existen muchas variables muy peculiares, variables que definen el tipo de comportamiento de la mujer en “sus días” y que generalmente son los siguientes:

-La colérica: la que siempre, pero siempre está arrecha y por cualquier huevonada te grita y te insulta, y a veces te pega.

-La celópata: que no pasa ni un segundo sin decirte que eres un perro asqueroso, siempre tiene algún argumento o “prueba” de que tu le estas siendo infiel y al parecer tiene vínculos con la colérica porque siempre se arrecha, una recomendación es que no les hagas caso pero que tampoco las ignores, no le des excusas porque así hayas salido a comprarle flores ella dirá que eran para otra y que no la conseguiste, por eso es que se las das a ella. Y si la ignoras, pues atente a las consecuencias.

-La depresiva: llora por toda mierda, si llueve llora, si se va la luz llora, si no le contestas el teléfono llora y dice que no la quieres, para todo dice que no la quieres, que la odias y que no la entiendes. Siempre, pero SIEMPRE tienen excusas para llorar, desde el “me duele el vientre” (cosa que si debe ser cierta) hasta “¡Ya no eres el de antes!” (Ahí es donde casi todos exclamamos “señor dame paciencia”).

-La feliz: al contrario de todas las demás, esta se la pasa feliz pero a tal punto que se vuelve incómodo e intolerable, es tan putamente feliz y lo ve todo de tan buena manera que te enferma. Aunque no me incomoda que estén felices, lo que jode son los comentarios “¿Sabías que te amo?” “¡Qué bello día para amar!” “¡Estoy tan feliz!” pero de tal forma que de verdad te hace arrechar.
-La insegura: es una mezcla entre depresiva y celópata, se la pasa preguntándote si la quieres y no importa cuánto le digas que si la quieres ellas dicen que no y se deprimen, luego se molestan y se rectifican “¡No es que yo no te de lo suficiente, es que hay otra!” ¡COÑO!

-La desequilibrada: la peor por excelencia, esta es una mezcla de todas las anteriores y puede desempeñar cualquiera de los caracteres anteriores a su máxima expresión y de una forma aleatoria.

Aunque existan distintos tipos de caracteres menstruales hay algo que no falta en ninguno, el típico argumento jodedor e irrefutable (según ellas), el “Ustedes los hombres pueden tirar y tirar y no sufren lo que nosotras sufrimos” o sea que según ellas, nosotros no padecemos de ningún tipo de dolor por causa de nuestro sexo, pero la verdad es que muchas mujeres desconocen el factor “cojonera” ¿Qué es la cojonera? Es como la regla pero sin cambios de humor ni carácter raro, es un dolor agudo en las pelotas que los hombres sufrimos luego del acto sexual por tanto “traqueteo” o que los pajizos sufren por el mismo hecho, también pasa cuando algún pervertido se le para la verga y se le queda engarrotada o cuando un pendejo que no padece de disfunción eréctil se toma un viagra.

La cojonera es un dolor muscular que no tiene fechas, puede llegar en cualquier momento y dura hasta una hora, puede darse varias veces al día y es tan jodidamente doloroso que no te deja ni caminar bien. Detalles importantes sobre este factor “cojonera” es que tampoco existe medicación o tratamiento, simplemente duele que jode y como macho vernáculo debes aguantar tu cruz hasta llegar al calvario.

Muchachas, piensen en eso cuando les digan a sus novios que ellos no sufren de nada parecido porque la verdad es que el placer tiene su precio, y ese precio es bastante doloroso y recurrente. Ustedes lo sufren tres días al mes, nosotros podemos sufrirlo tres veces al día y eso es equiparable a su dolor. Nosotros no cambiamos nuestro carácter ni humor y ustedes sí, nosotros sufrimos el doble ya que por amor a ustedes debemos aguantarnos el peor dolor de bolas y además todas sus locuras y cambios.

Hay quien dice que la regla es peor o viceversa pero la verdad es que es algo que está atado a las perspectivas y cosas por el estilo, es algo que depende del punto de vista del cual lo veas y sobre todo depende de cuan arrecho/a seas para aguantar el dolor (si eres hombre pues dolor y tormento)

Así que ya saben muchachas, si los hombres no las quisiéramos tengan por seguro que no nos aguantaríamos sus huevonadas una vez al mes. Si eres madre y ves esto recuerda que tu hijo tiene que aguantarse tus regaños, tus atropellos, tus gritos y además tiene que aguantarte tus cambios en tus días, tenle compasión, no seas una hija de puta.

Ustedes las mujeres también hacen sufrir a los hombres de muchas maneras, se que existen bastardos culeros que no hacen más que lastimar a sus mujeres, pero hay otros que no las tratan mal pero igual soportan el peor de los tormentos por puro amor.

Si eres hombre, lo único que te puedo decir colega es que en esos días no dejes sola a tu mujer, pero tampoco te acerques demasiado, mantén tu distancia y sobre todo, no le digas nada a tu mujer, solamente responde “si”, “no” y punto, si te pide explicaciones no se las des y si te grita entonces enciende la televisión y pon el partido (o en mi caso ponte a jugar PC). Recuerda que todo eso es solo una transformación pasajera y dentro de poco volverá a ser la mujer que conoces.

Ya me despido porque mi menstrual madre me está gritando para que arregle algunas cosas que dejé vueltas mierda, se despide Nano.

PD: Es enserio, detesto estos días.

8 comentarios:

verga hermano sinceramente tremendo articulo t felicito t kedo exelente...!!

Jajajaja tremendo articulo por que eres hombre..

Muy buen artículo y entretenido!g

Muy buen artículo y entretenido!g

Por fin un hombre que nos entiende!!!!... Felicitaciones...

en cierta parte tienes toda la razon pero exageras un poquito igual te felicito jejejejee (Y) me gusto tu penultimo parrafo

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Favorites More